Sopa remineralizante con miso

Sopa remineralizante con miso

Imagina que te sientes helada, han bajado las temperaturas, fuera además hay mucho viento o lluvia o las dos!!! ….y frio, cada vez más frio. El cuerpo se agarrota, puedes sentir incluso que se debilita y cuando vuelves a casa, ¿Qué es lo que quieres? Calentarte, reconfortarte, vitalizarte….Imagina que tienes preparada una sopa bien rica y saludable, que te aporta un montón de cosas buenas y que te la sirves bien calentita. Ummmm que bienestar y satisfacción!!

Uno de los errores que me encuentro en los hábitos de algunas personas que están en un objetivo de peso o de salud es continuar tomando los mismos alimentos o formas de comer del verano en invierno. Si tu cuerpo siente frío, si te sientes destemplada todo el día y quieres cuidar tu salud, reduce o evita los crudos en tu dieta y opta por alimentos cocinados, si no tu cuerpo se puede debilitar. Por ejemplo, imagina que hay 5ºcentígrados y quieres continuar tomando 3 piezas de fruta y 2 ensaladas verdes al día. Lo que conviene es tener opciones saludables que ayuden a remineralizar y reparar nuestro organismo, a la vez que lo calientan y fortalecen.

Las sopas, cremas y caldos de verduras son una forma maravillosa de mantener un peso saludable, reconfortarnos y potenciar nuestra salud. La receta de hoy además, contiene alimentos terapéuticos y muy sabrosos, que la hacen más apetecible todavía.

Algunos de ellos son:

MISO: Pasta fermentada de soja y fermento Koji que favorece la desintoxicación del organismo y regula la flora intestinal. Tiene un sabor concentrado muy sabroso y reconfortante, ideal en las sopas y aliños. Como este: https://renuevateconainara.com/alino-de-miso-y-mostaza/

Las variedades de miso Genmai y Shiro no contienen gluten, así que las considero una opción preferible e incluso ahora podemos encontrar miso sin soja, muy interesante si vas a utilizarlo habitualmente y tienes un problema de hipotiroidismo o sensibilidad a este alimento. Te recomiendo además que elijas las opciones que estén sin pasteurizar y siempre incorporarlo al final de las cocciones, porque si lo cocinas pierde parte de sus propiedades terapéuticas.

ALGA KOMBU: Esta alga marina es muy rica en vitaminas y minerales, lo que ayuda a que nos sintamos más vitales y con mayor bienestar. El ácido algínico que contiene favorece la depuración de toxinas, metales pesados y radiación del organismo. Por otro lado, el ácido glutámico que aporta favorece la digestión de los alimentos con los que se cocina y le aporta sabor. No tienes por qué comértela para recibir sus beneficios, basta conque la incluyas en las cocciones largas como sopas, legumbres y cereales, y luego la apartas.

Ten en cuenta que es rica en yodo, que favorece el trabajo de la tiroides, lo cual es positivo para un montón de funciones, aunque hay que tomarla con moderación y evítala si tienes taquicardias, si tienes hipertiroidismo o ya tomas yodo.

SETAS: Contienen más de 150 compuestos bioactivos que al consumirlos aportan enzimas, prebióticos, antibióticos naturales vitaminas del grupo b y otros aminoácidos esenciales. Además los betaglucanos, selenio y zinc, que contiene son muy importantes para una inmunidad fuerte y saludable. Dependiendo del tipo aportarán más unas virtudes u otras, por ejemplo será más potente una seta shiitake que una de cardo, aunque todas son muy nutritivas, saciantes y saludables.

–> Puedes incluir además hierbas culinarias con propiedades medicinales. Yo he utilizado romero y tomillo fresco en esta receta para ayudar a las defensas, entre otras cosas y dar un sabor delicioso, aunque puedes elegir laurel en vez del romero para cocinar la sopa y eneldo, cilantro o perejil en vez de tomillo freso al final para servir e incluir algún verde fresco.

–> Si además, en vez de con agua haces la sopa con un caldo, será mucho más nutritiva y sabrosa. En este caso utilicé caldo de pollo porque es muy reconfortante y nutritivo, si lo haces con un caldo de huesos, incluirás además sus propiedades medicinales.

Ajusta los ingredientes a tu realidad, de manera que cambies alguna verdura o hierba si lo prefieres. Siempre te doy distintas opciones para que te resulte más fácil y evitar el bloqueo por “no tengo o no puedo acceder tal cosa”. Esto consiste en que tengas distintas opciones de sopas o cremas saludables y caseras que disfrutes y las vayas rotando.

Ingredientes:

✳️200gr setas

✳️2 zanahorias

✳️1 puerro

✳️10 espárragos trigueros

✳️1 cebolla

✳️1 trozo de unos 10 cm de alga kombu

✳️1,5 litros de caldo de pollo o de huesos o de verduras o 1 litro de caldo + agua o 1,5 litros de agua.

✳️1 rama de romero opcional

✳️Tomillo fresco opcional

✳️ 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

✳️1 cucharada sopera de miso

✳️Cuidado con la sal, si usas miso y caldo ya son salados y el alga kombu también. Prueba al final e incluye sal marina si lo necesita.

Preparación

  • Limpiar el puerro y trocear. Pelar la cebolla y partir en juliana fina
  • Sofreír en la cazuela con el aceite
  • Limpiar las setas que hayas elegido y partir. Incluir con el puerro y la cebolla y dorar.
  • Limpiar, secar y cortar en tozos de tu elección los espárragos trigueros e incorporar para que se doren.
  • Pelar y partir en trocitos las zanahorias e incluir con el resto.
  • Añadir el caldo y/o agua. Remover bien y añadir el romero si lo tienes y quieres utilizarlo y el alga kombu.
  • Cuando rompa a hervir, bajar a fuego bajo medio tapado durante unos 35 minutos.
  • Cuando termine la cocción, apartar del fuego, quitar el alga kombu y la rama de romero.
  • Apartar un cazón de caldo en un vaso o cuenco y disolver ahí la pasta de miso. Cuando esté disuelto incorporar a la sopa y remover bien
  • Servir bien calentito y picar por encima alguna hierba fresca, en este caso tomillo fresco, aunque puede ser eneldo, cilantro, perejil o nada.
  • Puedes hacer que se convierta en una comida completa añadiéndole huevo cocido, fideos de arroz, cociendo a la vez una pechuga de pollo o un lomo de pescado…..Deja que corra tu imaginación 😉
  • Y a disfrutar !!

Share