Os comparto una sopita rica y muy reconfortante, muy fácil de hacer, ideal para estos días de invierno. Personalmente me encanta y es una de esas recetas que salen así inventando y por eso le puse la Sopa Berridi, aunque mi marido ya se volvió especialista. Que mejor que llegar de trabajar tarde de la consulta, con frío en la calle y encontrarte con esta sopa bien caliente 🙂
INGREDIENTES:
  • 2 calabacines pelados y picados finamente
  • 3 puerros limpios y picados finamente
  • 2 zanahorias grandes picadas bien pequeñito
  • caldo de pollo y/o de verduras casero y/o ecológico o agua filtrada en su defecto
  • 1 cucharada sopera de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 2 cucharadas soperas de Pimentón de la Vera ahumado
  • sal marina sin refinar (si haces la sopa con agua en vez de caldo que ya esta salado)
  • Semillas de cáñamo opcional al final
PREPARACIÓN:
-Preparar primero la verdura, yo lo hago con una picadora para que quede bien fino y uniforme. -Añadir el aceite a una cazuela grande y cuando este caliente añadir el puerro picado y sofreír 2 minutos. -Añadir entonces el calabacín en 2 partes, revolviendo bien para que se integre. -Después de 2 o 3 minutos, añadir la zanahoria y proceder igual. -Entonces agregar el caldo o el agua y el pimentón (la sal si lo haces con agua) -Revolver bien y cuando rompa a hervir, bajar a fuego medio-bajo, tapar y cocinar durante 15 minutos aproximadamente. -Apagar y reposar un poco y a disfrutar !!
OBSERVACIONES:
Si quieres hacer esta sopa como una cena completa, le puedes añadir semillas de cáñamo, unas 2 cucharadas soperas. Las semillas de cáñamo contienen los 9 aminoácidos que el cuerpo necesita para fabricar proteínas de calidad, por lo que nos permiten lucir un cuerpo más tonificado  y un cabello, una piel y unas uñas llenas de vida, sin tener que abusar de proteínas animales que producen más toxicidad en nuestro organismo. Además son muy fáciles de digerir. Si no puedes tomar solanáceas, por problemas articulares u otras causas, tendrás que eliminar el pimentón. Puedes sustituirlo por cúrcuma y una pizca de pimienta molida. Recuerda ser moderada con la sal si quieres evitar la retención de líquidos y masticar bien la sopa, para favorecer el bienestar digestivo. Espero que te encante tanto como a mi y que te animes a incorporarla a tu alimentación para disfrutar de salud, belleza y bienestar.
Share