Si quieres tener unos huesos fuertes olvídate de los suplementos químicos de calcio que se absorben mal por el organismo en muchas ocasiones y pueden producir piedras al riñón y elige este remedio muy fácil y super saludable. No esperes a tener una fractura de huesos o a tener una edad avanzada para tomarlo, en esos momentos es fantástico, pero te animo a que los fortalezcas desde ahora con este remedio

Además también te ayudará a tener un pelo, uñas y piel más bonitos, a mantener un peso saludable y fortalecer tus riñones. ¿Por qué? Por las maravillosas propiedades y sinergia de los ingredientes que lo componen. Te cuento:

Las ALGAS MARINAS, en general son muy remineralizantes, estimulantes del metabolismo, regulan y equilibran los riñones, ayudan a eliminar líquidos retenidos y favorecen la circulación sanguínea.

Hay muchas personas a las que les cuesta incorporar las algas a su alimentación, a pesar de sus múltiples beneficios, para ellas este remedio es una forma muy saludable y fácil de hacerlo.

El SÉSAMO, es una semilla también llamada ajonjolí. Es muy llamativo la gran cantidad de calcio que contiene, así como otros minerales que ayudan a que se absorba, como el fósforo y el magnesio. También contiene hierro, zinc, vitaminas, proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, lecitina y triptófano, un aminoácido muy apreciado para el equilibrio del sistema nervioso.

En la Medicina China se dice que en la casa donde se come sésamo no entra el médico. Es particularmente bueno para fortalecer los huesos el SÉSAMO NEGRO.

INGREDIENTES:
  • Semillas de sésamo, preferiblemente negro
  • Algas kombu y/o wakame
ELABORACIÓN:

1.- Tostar ligeramente en una sartén el sésamo.

2.- Tostar ligeramente en una sartén, con mucho cuidado, las algas.

3.- Dejar enfriar ambos

4.- Moler las algas con un molinillo de café o batidora potente, hasta hacerlas polvo

5.- Moler también el sésamo con el polvo de algas, en la proporción de:

5 cucharadas soperas de sésamo por 5 cucharadas soperas de polvo de algas

INDICACIONES:
  • Tomar 1 cucharada de postre 2 veces al día o 1 cucharada sopera 1 vez al día sobre las verduras, ensaladas, cereales o legumbres.

 

Este remedio es muy fácil y trae muchos beneficios!! Si no tienes o no consigues sésamo negro pues con el que puedas, pero te animo a que lo hagas (salvo que seas sensible a alguno de los ingredientes o no puedas tomarlo, claro).

Comparte si te gustó para que más personas puedan beneficiarse de este remedio natural 🙂

 

Share